miércoles, 7 de marzo de 2012

Debemos detectar nuestras debilidades en ajedrez

Sigo leyendo y estudiando el libro “Cómo al vida imita al ajedrez” de Garry Kasparov. Y, como ya lo mencioné en otras entradas lo recomiendo para toda biblioteca, no sólo de los ajedrecistas sino del lector en general, ya que te trae enseñanzas de vida.
Dice el ex campeón del mundo de ajedrez: “Además de la motivación, es necesario detectar las debilidades en nuestro campo, analizar nuestra forma de trabajar, nuestra vida cotidiana. Si somos conscientes de lo negativo, de las peores posibilidades de las crisis potenciales, podremos trabajar para eliminar esos puntos débiles al momento, y, al hacerlo, mejorará globalmente la capacidad de nuestros actos. No podemos esperar que sobrevenga el desastre para introducir cambios. Nuestro lema ha de ser “detectarlo y solucionarlo”.
La aceptación de las críticas
Luego de insistir en el tema de la sobrevaloración de los triunfos en detrimento de las derrotas y de la necesidad de aceptar las críticas para poder reaccionar Kasparov dice que para cuestionar el éxito se requiere fortaleza interior. Como Churchill dijo: “El éxito no es definitivo, ni el error es fatal: lo que cuenta es el coraje para seguir adelante”. 
Ese coraje puede inspirarse en la competencia o en un gran número de factores externos, pero, en último término, debe emanar de nuestro interior. Para el ajedrez y para la vida. 

No hay comentarios: