domingo, 24 de julio de 2011

En ajedrez y otros campos el material no es todo

"El peor error es el que te convierte en predecible" 
¿Qué podemos hacer para mejorar nuestras decisiones?. Eso se pregunta y responde Kasparov en "Como la Vida imita al ajedrez" al referirse a material, espacio, calidad. Efectivamente señala la importancia del material y lo califica como la base fundamental sobre la que se asienta una evaluación. Activos, existencia, metálico, mercancías, piezas y peones, todos es material. 
Cuando aprendemos a jugar todos somos materialistas. Capturamos todas las piezas que podemos, sin tener demasiado en cuenta otras cuestiones. Pero pronto nos damos cuenta que tanto en el ajedrez como en los demás campos hay mucho más que material.
Enfrentarse a un jaque mate, aunque se tenga muchos peones y piezas de más es un lección muy valiosa."El valor definitivo del rey está por encima de todo lo que hay en el tablero, y así empieza a ajustarse nuestro sistema de valores. El material no lo es todo", asevera.
Metido en la vida en general,  acota después que deberíamos fijarnos en un valor adicional referido al material. 
"A menudo creamos lazos personales con determinados recursos, que no tienen nada que ver con su valor objetivo. Esas ataduras sentimentales pueden distorsionar considerablemente nuestra capacidad de evaluación, casi siempre en forma muy dañina". 
Dentro de este tema de evaluación, relata una partida entre dos "pioneros" y señala que su pieza favorita era el alfil y la de su rival el caballo, a la vez que informa la importancia del profundo análisis que realizaba Botvinnik del juego de sus rivales y que consistía en descubrir esas predisposiciones de elección de un elemento u otro. "El peor error es el que te convierte en predecible",decía. 
Para ello hay que ser responsable de las resoluciones que adoptamos.  "Cuando tomamos una decisión, es poco probable que nuestros prejuicios y nuestras preferencias nos perjudiquen, mientras seamos conscientes y hagamos lo posible para neutralizarlas. La conciencia puede marcar la diferencia entre una preferencia inofensiva y una predisposición que provoque una pérdida peligrosa de la objetividad", en el ajedrez afirma Kasparov. 


. . 

No hay comentarios: