domingo, 5 de junio de 2011

Poesía al tablero y a las piezas

Vida en el tablero

Es el tiempo impreciso en esta vida,
o es la vida inestable a través del tiempo,
es el tablero que nos limita en movimientos,
pero nuestra vida, destino y universo
va mas allá de cualquier tablero.
No se sabe nada de la vida, somos piezas de
un todo, un universo mágico lleno de sorpresas,
de sacrificios y de bellas jugadas, de celadas,
de perdidas irreparables.
Somos peones, somos alfiles,
somos caballos y otra veces, somos reyes.
Somos torres, somos dama,
somos un puñado de ilusiones, somos esa
lucha constante  por lo que uno ama.
A veces nos toca blancas, a veces negras,
a veces atacamos las injusticias, a veces
defendemos nuestros ideales.
A veces ganamos, a veces perdemos,
otras tanta empatamos, acertamos y otras
tantas nos equivocamos.
Somos piezas, somos manos ejecutoras
del destino de otras tantas.
Al ser piezas, no comprendemos las
decisiones  de Dios, ese Dios que
nos gobierna, ¿en qué se habrá equivocado?
¿olvido la pieza y la capturaron?
¿acaso solamente la habrá sacrificado?
¿Qué piensa Dios?
Nadie lo sabe, solo entendemos un poco
cuando nos sentamos frente a un tablero,
este no es juego de taurios, es de caballeros,
de dos para ser precisos, donde cada uno de
ellos mantiene su universo, rige de las piezas
 el destino, y de manera discreta, se convierte
en su Dios.
Información del poema: Autor: NasDlo (Seudónimo). Poemas del alma. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hermoso y magistral poema. La verdad de un universo magico, dentro y fuera del tablero.