viernes, 19 de agosto de 2011

El mundo entero es un juego de ajedrez

Revisando papeles viejos en busca de partidas de Erich Eliskases, un  Caballero del Ajedrez, y como casi siempre sucede en estos caso,  encontré algo que ni sabía que estaba en mi poder: un papel amarillento con este poema tipeado, probablemente, en una Lexicon 80. Y como no vi señales del mismo en Internet, lo colocó acá para compartirlo con todos uds. Y si alguien sabe algo de la autora, Beatriz Albertina Pombo, me lo informa en los comentarios o me envía un mail. 

"El Ajedrez" 
El Rey Altivo y solemne
Firme en su puesto, altanero, 
Si se mueve en el tablero
Lo hace con gran majestad. 
Y aunque sabe que depende 
De su vida la partida, 
Lleva la cabeza erguida
Y su paso es siempre igual.
Vivaz la reina defiende
del Rey la preciosa vida, 
exponiéndose atrevida 
en su propia vida perder.
Ya ataca al Rey enemigo, 
ya toma una u otra pieza,
ya en la difícil empresa
es escudo del Rey
La Torre, la inexpugnable, 
la temible fortaleza,
de parte  a parte atraviesa
el tablero de ajedrez, 
formidable en su ataque, 
pero es ataque valiente, 
cara a cara y frente a frente
sin perfidia y sin dobles.
Oblicuo el alfil recorre 
a su sabor el tablero, 
e inteligente y lígero
es siempre para atacar.
 Y con sus saltos traidores
el tablero atravesando, 
va el caballo preparando 
el golpe que quiera dar.
Y los peones, los pequeños
lo que mueren ignorados, 
los pobres desheredados, 
que defienden a su rey, 
los que pelean valientes
sin que su valor asombre
los que no tienen ni un nombre
los primeros en caer.
Al ir cruzando las piezas 
en luchas fieras empeñadas, 
las casillitas cuadradas
del tablero de ajedrez, 
no sospechan, insensata, 
que con juguete inconsciente
da una mano omnipotente
que las obliga a mover.
Tal la vida, hay una mano 
que nos mueve. En el tablero 
cada uno tiene su juego, 
es Torre, es Reina o es Rey ; 
es el alfil ingenioso o el Caballo traicionero, 
es el peón. El mundo entero 
es un juego de ajedrez.
              Beatriz Albertina Pombo.






No hay comentarios: