martes, 26 de abril de 2011

Federov - Kasparov y una lección de estrategia.

Lentamente, sigo leyendo el libro de Garry Kasparov, Cómo la vida imita al ajedrez. En el apartado "El futuro de las decisiones que tomamos en el presente" señala que "el estratega empieza con un objetivo para un futuro lejano y trabaja retrocediendo hasta el presente" y agrega que los objetivos intermedios son esenciales. "Demasiado a menudo señalamos un objetivo y nos dedicamos a él, sin tener en cuenta los pasos necesarios para alcanzarlo". Toda una enseñanza para el ajedrez y también para la vida.
Como ejemplo, indica una partida que jugó en la segunda ronda del torneo Corus de 2001 en los paises Bajos frente a Alexis Federov (blancas).
Kasparov ocmentó: "Federov renunció rápidamente a una apertura de juego estándar. Si lo que jugó contra mi respondía a a algún nombre, ese debía de ser ´ataque a sangre y fuego´. Ignorando el resto del tablero lanzó todos sus peones disponibles contra mi rey desde el principio. Yo sabía que un ataque tan salvaje y mal preparado sólo tendría éxito si yo metía la pata. Sin perder de vista a mi rey, contraataqué por el otro lado o flanco, y por el centro del tablero, una zona crucial que él había descuidado por completo. Enseguida fue obvio que su ataque era completamente superficial y, después de 25 movimientos tan solo, se retiró de la partida".
Veamos esa partida.
Evento "Corus"]
[Fecha "14/01/2001"]
[Ronda "2"]
[Blanco "Fedorov, Alex" (2575)]
[Negro "Kasparov, G" (2849)]
[Resultado "0-1"]
[ECO "B20"]
1.e4 c5 2.d3 Cc6 3.g3 g6 4-Ag2 Ag7 5.f4 d6  6.Cf3 Cf6 7.OO OO 8.h3 b5 9.g4 a5 10.f5 b4 11.De1 Aa6 12.Dh4 c4 13.Ah6 cxd3 14.cxd3 Axd3 15.Te1 Axh6 16.Dxh6 Db6 + 17.Rh1 Ce5 18.Cbd2 Tac8 19.Cg5 Tc2 20.Tf1 Axf1 21.Txf1 Tfc8 22.fxg6 hxg6 23.Cb3 Txg2 24.Rxg2 Tc2 + 25.Rg3 De3 + 0-1
"Reconozco que no tuve que hacer nada especial para anotarme una victoria tan fácil. Mi rival jugó sin una estrategia sólida que, finalmente, le llevó a un callejón sin salida. Lo que a Federov l e faltó, fue preguntarse desde el principio que condiciones debían darse para que su ataque triunfara. Decidió que quería cruzar el río y se metió directamente en el agua, en lugar de buscar un puente. También es conveniente señalar que confiar que el competidor cometa un erro grave no es una estrategia viable", sañala Kasparov.
Bueno, cuando lea algún par de páginas más, agregaré algunos apuntes de este que, para mi, hasta ahora es más un libro de auto ayuda que de ajedrez.

2 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Es un aporte extraordinario el libro de Garry Kasparov. Tanto para quienes estudian el ajedrez como para aquellos que, a partir de estos análisis pueden descubrir principios elementales para la vida cotidiana. Un acierto.

Raúl dijo...

Como ya lo dije en otra opurtunidad, es más un libro de autoayuda que de ajedrez.