miércoles, 23 de noviembre de 2011

El Papa Juan Pablo II y la creación artística y la fantasía en el ajedrez

Dentro de este maravilloso mundo del ajedrez lleno de  curiosidades, misceláneas, anécdotas y hechos relacionados, hoy me referiré al Papa Juan Pablo II y la creación artística. 
Seguramente en la cultura occidental y cristiana no hay un ser humano que ignore quién es el papa Juan Pablo II y lo rica que es su personalidad. Muchas páginas de periódicos y revistas todo el mundo se ocuparon personalmente de su actividad. 
Pero también es cierto que muy pocos conocen que Karol Wojtyla es un ferviente apasionado del ajedrez y que en su juventud fue un activo y fuerte aficionado al juego ciencia, especialmente en la rama de la composición artística.
Este género del ajedrez se caracteriza por ser una posición o problema que no procede al menos en forma directa, de una partida. La composición esencialmente producto de la imaginación creadora, la cual, no obstante, puede muy bien utilizar un concepto o esquema extraído de la práctica ajedrecística. En general, esta forma de “Hacer Ajedrez”, como obra de la fantasía, se contrapone a las posiciones procedentes de las partidas jugadas.
Wojtyla aprendió a componer tras su amistad con Marian Wrobel (1907/1960) un brillante intelectual a quien el ajedrez ayudó cuando a causa de una enfermedad ósea, quedó casi paralítico. Wrobel es mundialmente famoso. Ganó 70 primeros premios de mates en 2 o 3 movidas e inició a su amigo Karol en los secretos de la composición.
El problema de mate en dos  creado por Karol Wojtyla que mostramos a continuación  es una construcción de buen nivel y salió publicada en la lujosa revista francesa Echecs Herbo: Blancas: Rd5- Dd4- Cc4- Ab8- Te6- Te8 y peones en b5 y e4. Negras: Rd7-Ac8- Ad8- Cb7 y peones en c7 y f6. Mate en dos, juegan blancas. 

No hay comentarios: