jueves, 3 de noviembre de 2011

Klaus Junge en la cumbre del ajedrez mundial

Cuarta entrega de "Klaus Junge: un capítulo cruel del ajedrez", de Héctor Luis Gonzalez publicado en LA VOZ DEL INTERIOR DE CÓRDOBA. Aquí los "capítulos" anteriores.
También a principios de 1941, obtuvo su título de bachiller con excelentes notas, ingresando en la Universidad de Hamburgo en la carrera de Matemática -otra de sus grandes vocaciones-. En mayo, ganó el Torneo de Bad Eister - clasificatorio para el turno final del Campeonato de Alemania- superando claramente a figuras como Fritz Saëmisch y Karl Blümich que lo escoltaron. La final se juega en Bad Oeynhausen y Klaus comparte la primera colocación con Paul Schmitd, superando a 16 clasificadas figuras entre los que se contaban Kurt Richter, Hans Müller, G. Pfeiffer, Resllstab y otros no menos renombrados.
En octubre de 1941, se cumplió para Klaus uno de sus grandes sueños: medirse en un torneo con la clase cumbre internacional, participando en el certamen “Generalgouvernement” en Varsovia, donde finaliza en la 4º colocación en calidad de invicto, logrando entablarle al ganador, el Campeón Mundial Alejandro Alekhine en gran partida, Paul Schmitdt queda segundo, Efiw Bogoljuvob tercero, sobre 12 afamados maestros. 
A fin de ese año 1941, enferma de gripe y en ese estado acepta jugar el match final por el título de campeón de Alemania, con Paul Schmidt encuentro celebrado en Bromberg, y en el que Schmidt se alza con la victoria, al excederse en tres encuentros en el tiempo Klaus -una excepción producida por su estado de salud- Sin embargo, Junge reconoció públicamente su derrota elogiando a Schmidt, lo que lo mostró como un verdadero caballero que no apelaba a otros argumentos para justificar su derrota. Estos aspectos laudatorios de su personalidad hicieron de él un símbolo en el mundillo ajedrecístico alemán y un ejemplo para los aficionados juveniles.
En enero de 1942, es invitado por Sociedad de Ajedrez de Dresden a participar de un torneo magistral, el que gana impecablemente venciendo a varios valores como Keller, Kopertzky y Engels entre otros, a los que superó con un punto y medio de ventaja. Entre el 29 de marzo y el 5 de abril interviene en los juegos magistrales en Rostck y se ubica en la segunda colocación, tras realizar un brillante sacrificio de dama en su partida individual con Hanz Lehmann donde se jugó la famosa Defensa de Merano, de la cual Klaus era un estudioso profundo. En junio de 1942, llegó la culminación de su carrera al ser invitado en reemplazo del ex campeón mundial Max Euwe a participar en el sextangular de grandes maestros de Salzburgo, junto al titular ecuménico Dr. Alekhine, y los grandes maestros: Paul Keres, Paul Schmidt, Efiw Bogoljubov y Gostan Stoltz, llegando en la tercera colocación detrás de Keres y Alekhine, pero derrotando en la partida individual al campeón mundial tras brillante producción. Por este gran éxito, la Federación Alemana de Ajedrez, lo condecoró con una medalla honorífica y le otorgó el título de gran maestro, y le invitó especialmente a intervenir en el Torneo Magistral de Munich, donde ocupó una colocación intermedia frente a figuras como Alekhine, Keres, Bogoljubov, Foltys, Richter, Barcza, Relltab y Stolz entre otros afamados. Pero 14 días después se rehabilita brillantemente en el XXXIII Torneo “Gneralgouvernement” en Varsovia al quedar segundo de Alekhine pero superando una importante pléyade de maestros. En noviembre participa de Leipzig de un Torneoo Abierto realizado en el Club Agustea en homenaje a Max Blümich donde gana el segundo premio superado por el joven maestro de Frankfurt, Max Niephaus. Mañana el  final de esta apasionante y cruel historia del ajedrez. 

No hay comentarios: