martes, 10 de mayo de 2011

Adaptación = éxito

Sigo con los apuntes del libro de Kasparov, "Como la vida imita al ajedrez".
Dice: "La capacidad de adaptación es fundamental para el éxito" y aclara que a veces se puede cambiar el estilo para agarrar desprevenido a tu oponente, pero aclara que "eso siempre entraña el peligro de que el cazador acabe cazado". Kasparov emplea esa técnica en el torneo por el título mundial de 1995 de Nueva York contra el astro indio Viswanathan Anand.
En este sentido asegura: "A mitad de torneo, empatados a una victoria cada uno, Abandoné mis tácticas favoritas por una temible denominada Dragón Siciliano, una defensa que nunca había utilizado en una partida importante".
En definitva, dice, Anand “fue incapaz de reaccionar, hizo un juego insulso y pedió dos veces”.
"Napoleón Bonaparte utilizó con éxito durante su legendaria carrera esa habilidad para adaptarse a las circunstancias. Era famoso por usar el factor sorpresa en el campo de batalla, sobre todo porque segúia presionando y atacando, cuando parecía que estaba estancado. Pero también era capaz de hacer uso de esa fama para atacar y tender una trampa a sus enemigos", explicó. 
Cuenta un hecho relacionado con Napoleón en la batalla de Austerlitz de 1805: "retirando a sus fuerzas a una posiicón excelente, y dejando de forma intencionada que el ejército del zar ruso avanzara y viera que las débiles posiciones francesas se batían en retirada. El joven Alejandro decidió que aquella era su oportunidad para la gloria, y preparó un ataque en todos los frentes, exactamente lo que Napoleón quería. Había congregado refuerzos en secreto en aquella zona que hizo creer indefensa a los rusos y derrotó a las huestes del zar en un solo día". 

No hay comentarios: