domingo, 15 de mayo de 2011

Para acabar con el ajedrez. Correspondencia.(*)


Séptimo  capítulo de  esta desopilante historia relatada por el talentoso Woody Allen. Posiblemente algunos ya la conozcan, pero yo ya la releí como 10 veces y no paro de asombrarme. Sin más, no se la pierdan. 

 Vardebedian:
Es obvio que la tensión nerviosa constante, además de la energía empleada en defender una serie de torpes y desesperanzadas posiciones de ajedrez, ha terminado por desbarajustar la delicada maquinaria de su aparato psíquico y ha hecho que su comprensión de los fenómenos externos sea en este momento un tanto lamentable. No queda otra alternativa para remover la tensión antes de que usted termine con una lesión permanente.
Caballo -¡sí, caballo! seis reina. Jaque.
Gossage.
(*) Del libro de Woody Allen "Como acabar de una vez por todas con la

No hay comentarios: