sábado, 21 de mayo de 2011

Imposibilidad de reducir el ajedrez a la aritmética

Yo sólo preveo un movimiento, pero siempre es el correcto. José Raúl Capablanca. 


Al refererirse al cálculo, dice Kasparov que , quizá la pregunta que le han hecho más a menudo durante todo estos años sea : "Cuántos movimientos es capaz de prever?. Es a la vez una pregunta profunda y propia de un ignorante, que se refiere al núcleo del ajedrez, e imposible de responder al mismo tiempo. Es como preguntarle a un pintor cuántas pinceladas da en un cuadro, como si eso tuviera algo que ver con la calidad del mismo", afirma. 
Agrega  más adelante que generalmente una respuesta honesta es "eso depende" y agrega: "El cálculo en el ajedrez no se basa en uno más uno, sino más bien en descubrir un camino, un mapa que cambia constantemente ante nuestros ojos".
La cantidad de cálculo enorme es la primera razón de la imposibilidad de reducir el ajedrez a la aritmética. "Cada movimiento tiene cuatro o cinco respuestas posibles, más las cuatro respuestas correspondientes a cada movimiento, y así sucesivamente. La ramificación del abanico de las decisiones crece en progresión geométrica. Tan sólo cinco movimientos después de la posición inicial, ya plantea millones de posiciones posibles. La cifra total de posiciones en una partida de ajedrez es más alta que el número de átomos del universo. 
Ciertamente, la mayoría de ellas no son posiciones realistas durante una partida, pero las inmensas variables del ajedrez podrían mantener ocupada a la humanidad durante varios siglos. 







No hay comentarios: